viernes, 20 de noviembre de 2009

General en Jefe
José de La Cruz Carrillo Terán

Huma José Rosario Tavera

Nació en el Hospital de La Caridad de Trujillo, cercano a la Plaza de Los Ajusticiados, hoy Plaza Sucre, Parroquia Chiquinquirá, el 3 de Mayo de 1787. Sus padres fueron Andrés Carrillo y Josefa Terán, su esposa fué Josefa Avila.

El General en Jefe José de La Cruz Carrillo Terán, hombre de contextura y carácter fuerte, 1.65 metros de estatura, de piel blanca y ojos azules es el Héroe de las Batallas de: Boyacá, el 7 de Agosto de 1819, que le dió la Libertad a Colombia y Carabobo, el 24 de Junio de 1821, a Venezuela; es uno de los 16 Generales en Jefe de la Independencia de Venezuela al igual que Simón Bolívar Palacios, Francisco de Miranda, Antonio José de Sucre, Rafael Urdaneta, José Félix Ribas, José Antonio Anzoátegui, Carlos Manuel Piar, José Francisco Bermúdez, Santiago Mariño, Juan Bautista Arismendi, José Antonio Páez, Luis Brión, Carlos Soublette, José Laurencio Silva y José Tadeo Monagas.

En 1810, se incorpora al Batallón de Dragones Montados. En 1812, es detenido y enviado al Zulia; alcanza el grado de teniente, el 20 de Marzo de 1813; Capitán, el 10 de Diciembre de 1813; acompañó al Libertador Simón Bolívar Palacios en el sometimiento de Santa Fé de Bogotá, el 12 de Diciembre de 1814.

José de La Cruz Carrillo Terán es nombrado Teniente Coronel, el 1 de Marzo de 1816; Coronel, el 3 de Diciembre de 1817 y General de Brigada, otorgado por el propio Libertador, el 12 de Diciembre de 1826; vivió el Paso de Los Andes, del 23 de Junio al 11 de Julio de 1819, junto con otros coterráneos; su valor lo demostró en el Páramo de Pisba, a 3620 msnm; el 11 de Julio de 1819 se produce en Tame Arauca, la Batalla de Gameza en la cual El Libertador derrota a José María Barreiro, quien dijo: “Ni Dios me quita esta victoria” y arrincona a Melchor Aymerich; horas antes había batallado en Paya, Socha, Valle de Sogamoso o Chicamocha con 2000 hombres y posteriormente lo haría en la Laguna de Tota o Mar de Boyacá; la Batalla de Pantano de Vargas, el 25 de Julio de 1819.

El 7 de Agosto en la Batalla de Boyacá derrota al Jefe Realista José María Barreiro y al traidor Vinoti a quienes mandó a ahorcar. El Jefe Realista José María Barreiro es capturado por el joven de 12 años, Pedro Pascasio Martínez, quien había participado en la Batalla de Boyacá.

El General en Jefe José de La Cruz Carrillo Terán es quien le presentó a Simón Bolívar Palacios al Centauro José Antonio Páez, el 30 de Enero de 1818, en la Hacienda Cañafístola, cerca de San Juan de Payara, Apure. El General en Jefe José de La Cruz Carrillo Terán estuvo en la comitiva que acompañó al Libertador en el Abrazo con Pablo Morillo, en Santa Ana, el 27 de Noviembre de 1820. El Libertador dijo: “Carrillo es el Oficial más valiente que he tenido” y José Antonio Páez le decía: “Bravo Comandante”. En Carta del Vicepresidente Francisco de Paula Santander al Libertador Simón Bolívar Palacios, el 6 de Julio de 1823, le señala lo siguiente: “A Carrillo lo he separado de Trujillo, porque los blancos no lo pueden sufrir”. En Trujillo las Clases Sociales se diferenciaban entre nobles y plebeyos.

El General en Jefe José de La Cruz Carrillo Terán es Héroe de las Batallas: El Desembocadero del Río Guanare, el 10 de Julio; Taguanes, el 31 de Julio; Cerrito Blanco, el 13 de Septiembre; Araure, el 5 de Diciembre, todas en 1813; Mata de Miel, el 18 de Febrero; El Yagual, el 11 de Octubre; Achaguas, el 15 de Octubre; Banco Largo, el 7 de Noviembre, realizadas en 1816; Mucuritas, el 28 de Enero de 1817, contra el Mariscal Miguel de La Torre; San Fernando, desde el 26 de Febrero hasta el 2 de Marzo de 1817; Calabozo, el 12 de Febrero; Uriosa, el 15 de Febrero; El Sombrero, el 16 de Febrero; Ortiz, el 26 de Marzo, ocurridas en 1818; al igual que en la Batalla de Carabobo, donde aplicó una Guerra de Guerrillas y el Arte de La Guerra, para que el Ejército Libertador cayera por sorpresa, engañara, dividiera y distrajera, no enfrentando al ejército realista, obteniendo que el ejército español de occidente no se uniera con el del centro. Dirigió el Batallón Barlovento y sus Jefes eran José Antonio Anzoátegui y Andrés Linares.

El General en Jefe José de La Cruz Carrillo Terán en la Batalla de Carabobo comandó el Batallón “El Brillante”.

El General en Jefe José de La Cruz Carrillo Terán estuvo a punto de morir al caerse de su caballo, el 23 de Octubre de 1819, en la Batalla del Alto de Las Cruces, Mérida. En dicha Batalla estaba acompañado por Justo Briceño Otalora, quienes fueron contra el Jefe Realista Mariscal Miguel de La Torre.

El General en Jefe José de La Cruz Carrillo Terán gobernó en Trujillo hasta el 28 de Abril de 1821; entrega su gobierno y comandancia al Coronel Mauricio Encinoso y sale a cumplir con las órdenes que le dictara El Libertador Simón Bolívar Palacios, luego de firmar El Armisticio: Invadir por el Occidente en unión del mestizo Juan José de Los Reyes Vargas. Llega el 19 de Mayo a El Tocuyo; su ejército se refuerza con los 500 hombres que trajo de Mérida el Coronel Miguel Vicente Cegarra y con el Batallón Maracaibo de la División Urdaneta que recibe en Barquisimeto. Donde toma órdenes de marchar a San Felipe, Puerto Cabello y Valencia, movimiento que estratégicamente había delineado El Libertador Simón Bolívar Palacios para distraer al enemigo, quien envía sus tropas el 25 de Junio contra el Ejército Libertador. La participación del General en Jefe José de La Cruz Carrillo Terán en esta lucha fué esencial, logró interceptar un cuantioso parque destinado a los realistas, por lo que su acción fué de igual valor, es decir, como si hubiera tomado parte de la Batalla en Carabobo.

Murió en la Casa de La Guerra a Muerte, Parroquia Chiquinquirá, Trujillo, el 17 de Junio de 1865, donde vivió sus últimos días, vivía en esta casa desde 1841; perdió la vista debido a que estuvo preso, en una ergástula fría y oscura, en el centro del país, por los sucesos del 24 de Enero de 1848, en los que José Tadeo Monagas tomó El Congreso, posteriormente, éste último le confiere el Título de General en Jefe que se lo había ganado en el campo de batalla, pero éste expresó: “En las guerras civiles, no se conquistan glorias ni se ganan ascensos”; este grado superior confirmado por el General Juan Crisóstomo Falcón, en 1863.

El 23 de Diciembre de 1912, sus restos son trasladados a la Catedral de Trujillo.